domingo, 12 de octubre de 2008

¿Qué Tan Dispuestos Estamos a Sufrir por Alguien?


Hoy os ofrezco algo, que me mandó un amigo, quizás por como se encaminó nuestra vida, al menos por el momento, el caso es que me pareció un gesto bonito que me lo enviara, y yo saber que a su vez se lo enviaron a él, como que estuviéramos en el mismo equipo. A todo esto simplemente sumo algo, “todo el mundo merecemos que nos quieran, respeten y valoren”, si todo lo que te rodea, te dice lo contrario, es que no estás al lado de quién te quiere, o como muy bien dice este texto… de lo que te conviene.

¿Que tan dispuestos estamos a sufrir por alguien?

Cuentan que una bella princesa estaba buscando consorte. Aristócratas y adinerados señores habían llegado de todas partes para ofrecer sus maravillosos regalos. Joyas, tierras, ejércitos y tronos conformaban los obsequios para conquistar a tan especial criatura.

Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo, que no tenía más riquezas que amor y perseverancia. Cuando le llegó el momento de hablar, dijo:

Princesa, te he amado toda mi vida. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de mi amor. Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas .Ésa es mi dote...

La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar. Tendrás tu oportunidad: Si pasas la prueba, me desposarás.

Así pasaron las horas y los días. El pretendiente estuvo sentado, soportando los vientos, la nieve, y las noches heladas. Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente vasallo siguió firme en su empeño, sin desfallecer un momento. De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, la cual, con un noble gesto y una sonrisa, aprobaba la faena.


Todo iba a las mil maravillas. Incluso algunos optimistas habían comenzado a planear los festejos. Al llegar el día noventa y nueve, los pobladores de la zona habían salido a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, hasta que de pronto, cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la infanta, el joven se levantó y sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar.

Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa:

¿Qué fue lo que te ocurrió?...Estabas a un paso de lograr la meta. ¿Por qué perdiste esa oportunidad?...¿Por qué te retiraste?

Con profunda consternación y algunas lágrimas mal disimuladas, contestó en voz baja:

No me ahorró ni un día de sufrimiento... Ni siquiera una hora... NO MERECÍA MI AMOR.

El merecimiento no siempre es egolatría, sino dignidad. Cuando damos lo mejor de nosotros mismos a otra persona, cuando decidimos compartir la vida, cuando abrimos nuestro corazón de par en par y desnudamos el alma hasta el último rincón, cuando perdemos la vergüenza, cuando los secretos dejan deserlo, al menos merecemos comprensión. Que se menosprecie, ignore o desconozca fríamente el amor que regalamos a manos llenas es desconsideración o, en el mejor de los casos, ligereza. Cuando amamos a alguien que además de no correspondernos desprecia nuestro amor y nos lastima con su indiferencia, estamos en el lugar equivocado. Esa persona no se hace merecedora del afecto que le prodigamos. La cosa es clara: si no me siento bien recibido en el corazón de alguien, empaco y me voy. La misión de todos en este mundo es encontrar la felicidad, pero la real, no la que creemos que es.

Nadie se quedaría tratando de agradar y disculpándose por no ser como les gustaría que fuera. No hay vuelta de hoja. En cualquier relación de pareja que tengas, no te merece quien no te ame ni te comprenda, y menos aún, quién te lastime. Y si alguien te hiere reiteradamente sin mala intención, puede que te merezca, pero no te conviene...


Gracias, preciado amigo Jose.



Eva María.

52 comentarios:

@Patrulich dijo...

Querida Eva, no conocía ese texto que me parece maravilloso.

Rescato la palabra 'dignidad', que creo la podemos lograr y hacer brillar a partir de amarnos primero a nosotros mismos. Merecemos ser amados, pero dignamente.

Te quiero mucho, solcito mío.
Feliz domingo!

sinkuenta dijo...

muy buena reflexión, Eva... todos hemos estado alguna vez en uno o en otro lado de la ventana. Un abrazo

Jorge Fenix dijo...

Buenas reflexiones. Tal vez muchas personas han vivido con una idea equivocada de lo que es el amor, lo que es amar y como expresarlo.
No estamos en este mundo para llenar las expectativas de otros,ni para sufrir por otros, ni para luchar y morir en guerras por ideales, ni sostener cualquier tipo de relacion que nos cause daño.El amor no debe implicar daño, ni al otro ni a uno mismo por otro. Si soy feliz yo,entonces podre ser feliz con otros. Si puedo hacerme feliz, recien entonces podre ayudar a que otros lo sean.
Buen articulo, como los que siempre escribes.
Muchos besos,amiga.

Barbara dijo...

Muy lindo mensaje y muy cierto. Gracias por compartir.

Natacha dijo...

El amor siempre se da, sin pedir nada, es cierto.
Pero esta historia nos viene a decir que el amor, llega un momento en que es necesario que sea correspondido, que también se acaba, se marchita, que no se sustenta por sí solo.
Es cosa de dos y aunque es cierto, que normalmente siempre hay uno de ellos que da más que el otro... si la balanza se desequilibra... se acabó.
Todos merecemos que nos quieran bien y tal vez, tu más que algunas personas.
Un beso, mi niña. Que nadie te lastime.
Natacha.

Silvia García dijo...

Evita querida.
Decías que el tema que yo publiqué era complicado, y huyyyyyyyy, este sí que lo es.
En primer lugar, AHORA, no siento que debamos sufrir por alguien, porque si sufrimos por alguien seguramente estamos esperando que el otro lo reconozca, como pasó en la leyenda que nos contás, y ahí vienen los problemas porque nos desilucionamos.
Mientras en nuestra relación de pareja existan las exigencias, los juicios, las acusaciones, el deseo de que el otro cambie, porque si cambia yo voy a estar bien, eso es simplemente una relación amorosa que parte de la mente, del ego.
Si logramos una pareja donde no hay víctimas ni victimarios, acusados ni acusadores, eso es amor, verdadero amor, eso nace del corazón.
Cuando el juicio, el cuestionamiento al ser que tenemos al lado se detiene por la aceptación de lo que es, estamos libres de la mente y dejamos sitio no solo para el amor, sino también para la alegría,para la paz.
Sory por la extención.
Un cálido abrazo, mi amiga y gracias por ayudarme a crecer

mar dijo...

Que razon tiene este escrito..
Hay algo que es muy cierto y dice asi...
Hacemos llorar a los que se preocupan por nosotros.
Lloramos por aquellos que nunca se preocupan por nosotros.
Y nos preocupamos por aquellos que nunca
llorarán por nosotros.
Un besito y una estrella.
Mar

Adrisol dijo...

hola Eva!!!!
creo que si alguien no nos ahorra sufrimiento o pisa nuestra dignidad no es merecedora de nuestro amor!!!
me encantó tu relato,bien por el príncipe que se dió cuenta, no hubiera sido feliz con esa tonta,egoísta,etc,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,
un abrazo................

Sendieva dijo...

Patri, creo que siempre se habla de que primero hay que amarnos a nosotros mismos, siempre oigo y leo eso, y no lo terminaba de comprender, es que segun te leia me dio por pensar algo que quizás lo explique, hay personas que por su manera de ser, o por traumas y demás, no consiguen quererse, siempre están sus miedos, su indecisión, su inseguridad, por lo que creo, que si, te debes de querer a ti mismo, pero ¿porque antes de querer a alguien?, hay personas capaces de despertar por que tu les quieras y con ello ayudare a sentirte mejor a enseñarte a quererte más, yo creo que cuando mas segura de mi, me he sentido, ha sido en situaciones así, que alguien me despertara a mi para lograr verme mejor, sentir confianza en mi misma, de hecho, hoy soy así por eso, por tener gente que me abrio los ojos y me dijo que no era tan poca cosa, que podía conseguir la que quisiera y realmente lo vi, sabía que podía ser cierto que solo tenía que intentarlo y confiar en mi misma, que las cualidades las tenía, solo faltaba decir "tengo que hacerlo".

A lo mejor es que todo este tiempo lo entendí mal, porque me lo decíais y no conseguía estar de acuerdo del todo con ello, pero me lo decían personas que adoro y admiro, tenía que encontrar el porqué, y ahora creo que lo hice.

Lo creo a mi manera, porque cada día puede que no me quiera lo suficiente, únos días menos aún que otros, y abro esto, me escribis, leo lo que me decís, me llega tanto cariño, me hace sentir tan bien, que consigo verme de otro modo, con mas seguridad, valorarme un poquito más, y ¿me estoy queriendo? no Patri, me estais queriendo vosotros antes de quererme yo, me estais enseñando a quererme.

No se si consigo explicar lo que siento, o como lo veo, yo no me veo excluida de todo eso, en cierto modo lo necesito para sentirme bien, que me quieran y querer, yo sola, aislada no me se querer, quizás consiga ver mis cualidades, pero eso es conociendo todo lo demás que hay, sino no sabes si es una cualidad, pero el quererse... no se, puede que me equivoque, pero por ahora solo lo consigo ver así.

Bueno esto tan extenso va por todas las personitas que estais siempre ahí, dandome ese cariño, y diciendo esas palabras que tanto me están haciendo pensar.

Patri perdona por la extensión, pero lo sentí así en este momento y tenía que soltarlo jajajaja

Gracias mi preciosa niña, eres preciosa!!!!

Sendieva dijo...

Alicia, no se que decirte a eso, yo creo que en el lado que esté de la ventana, no haría daño conscientemente a alguien que me quiere... no me gusta hacer daño y menos a los que me quieren, y en el tema de pareja, más cuidado pongo si cabe.

Se que te referías a que te han querido y no has respondido por falta de sentimiento, o al contrario a ti no te han correspondido, pero tu en cada lado de la ventana, se que nunca harias daño conscientemente, y mucho menos, por ego u orgullo.

Gracias por pasar a verme, me encanta!!! muchos besitos Alicia, eres mi cielo.

Sendieva dijo...

Jorge, lo que escribí a Patri, te contesta un poco a lo que dices.

En alguna cosa no estoy de acuerdo contigo, hay veces que es imposible no sufrir por los demás, como ser humano que se es, yo sufro por mi hija, cuando ella siente dolor... sufro por las personas que pierdo por el camino... y sufro porque lo que veo en esta sociedad no me gusta, eso no depende de mi, y como no puedo excluirme, sufro por ello.

Dices... que es amar y como expresarlo, cada uno lo expresamos a nuestra manera, y el no ser la misma, puede a veces causar daño sin querer hacerlo...

Estoy contigo en no mentener una relacion que cause daño y que siendo feliz puedes dar cosas buenas de ti, pero el no serlo tambien ¿no crees?

Madre!! como me lio hoy por dios, perdonadme!!!! jajaja

Besos niño guapo.

Sendieva dijo...

Barbara, gracias por la visita, un placer compartir pensamientos...

Sendieva dijo...

Mi Natacha, tu me confirmas este repente que tengo hoy de pensar en exceso, algo común en mi por cierto!! jajaja, que se ama sin pedir nada a cambio, bueno!!! hasta cierto punto, porque si siempre amo yo y no me corresponden seguro que dejo de hacerlo, luego en cierto modo estoy pidiendo algo, ¿no te parece?

Estoy contigo en todo, siempre me asombro de lo parecidas que somos!!! en la manera de pensar de sentir... aunque me faltaría mucho por aprender de ti, sobre todo esa serinidad...

Gracias por todo el cariño que me das, por que en el fondo le espero, porque yo te quiero con locura ¿viste? creo no ser egoista en nada, pero... el ser humana, el sentir, creo que es así.

No me lio más que todavía me vetan!!! jajaja

Muchos besitos mujer adorable.

Sendieva dijo...

Silvia cariño, si que noto que es complicado, lo veo en mi, según os voy contestando, ¿ves que pesada estoy hoy? jajaja

Estoy contigo en que a las personas hay que aceptarlas tal cual son y luego cada uno decidir hasta donde puedes llegar con alguien asi, pero ¿eso en cierto modo no es exigir?, si yo parto de que un hombre se me acerca para ser mi pareja y yo veo que no congeniaria con el, por su manera de ser o de sentir y decido no iniciar nada, en cierto modo estoy exigiendo que o se es de una manera que yo deseo, que necesito, o no hay nada que hacer, claro que no pretendo cambiarle, pero si que estoy exigiendo algo para que eso se lleve a cabo, ¿me comprendes?

En cierto modo siempre exigimos, queremos cerca de nosotros a personas con unas cualidades o valores que si no tienen no nos encontramos bien, lo que yo siempre digo de escoger.

Lo que dices de la relación de pareja, para mi eso es malo, no lo quiero, así que parto de ello, para darlo y recibirlo, me quedo con la parte hermosa que dices, yo escucho, comprendo y apoyo, no juzgo, y mucho menos a alguien que quiero.

Me encanta tu extensión, ahora espero que perdoneis la mía, ¡no se que me pasa hoy!!!

Muchos besitos preciosa mujer.

Sendieva dijo...

Mar, espero que eso que dices no sea siempre... sino estaríamos hablando de sentirnos mal, de nunca recibir nada bueno...

Besos linda

Sendieva dijo...

Adrisol, que me pillas cansada ya!!! jajaja, es broma, para ninguno de vosotros estoy cansada nunca.

Pues yo también me legro de la decisión tomada, creo que todos en algún momento hemos puesto alguna prueba para decidir que camino tomar, o si es lo que nos haría felices...

Muchos besos.

Juanjo dijo...

Es difícil contestar a tu pregunta. En cuanto ponemos un límite a nuestro sufrimiento, todo se relativiza.
El sufrimiento no deja de ser algo inherente al camino. Si nos gusta lo que hay al final del camino, todo sufrimiento será poco para alcanzar la meta.
Tu personaje, ¿se preguntó de verdad si le gustaba el premio de tanto sufrimiento? Si no te gusta el premio, poco sufrimiento será demasiado.

Un beso.

Elsis dijo...

Querida amiga, cuando hay amor verdadero la palabra sufrimiento no debería existir, pero para que este amor exista, primero, como bien dice Patricia, tenemos que amarnos nosotros mismos.



Besitos, preciosa!

zoraida999 dijo...

Al amor no se le pone pruebas, simplemente esta y se da sin pedir nada,,,,,sino no es amor....

luna dijo...

Eva Maria, que dificil es este tema.¿cuantas veces razonamos y damos la razón cuando crees que te hacen sufrir...?para mi depende de la situación y en que momento emocional me encuentro,si razono dejo todo y no quiero ninguna explicación, pero si amo siempre encuentro una justificación, me pongo como una venda en los ojos y no quiero ver nada a pesar del sufrimiento y las lágrima que me puedan caer.Si yp pienso con el corazón éste me invita a perdonar, pués yo no soy nadie para juzgar.pero si pienso con la razón le pido explicaciones y lo juzgo y depende de lo que sea le doy la espalda y me voy.¿Cuantas personas pensarían de mi?...¿que poca dignidad tiene esa mujer, no sabe valorarse...¿Cómo actuar ante semejante situación?¿que dificil que és?¿cuantas veces me he encontrado en casos de éstos y he reaccionado diferentemente a lo que la razón me decia...? el estado emocional te dice muchas cosas.

besitos

luna

isis de la noche dijo...

"El amor es la expresión máxima del inegoísmo" ... decía mi maestro.

Una abrazo

Maria Jesús dijo...

Excelente entrada, que me aporta nuevos puntos de vista. Leerte es un placer, querida. Gracias por obsequiarnos con tan lindo texto

Antiqva dijo...

Esta mañana, amiga, leia unos textos egipcios, y me llamo la atencion esto que dice el Papiro Insinger:

"No se conoce el corazon de un hermano (lease amigo) mientras no se le ha pedido ayuda en un momento dificil..."

Me parece que con el Amor la cosa no es demasiado distinta. Es muy facil enamorarse, pero hasta que no llegan esos "momentos dificiles" no se sabre nunca realmente si el Amor existe o no.

Un abrazo, amiga

Silvia García dijo...

Dulce Eva
Es feriado aquí en Argentina, y como estoy descansando en casa me dieron ganas de charlar un poco contigo, que lindo sería tenerte cerquita y con unos mates de por medio (conocés el mate?)y alguna masita, charlar en extenso de este tema que has tocado.
Yo me preguntaba, quién no ha pasado por una historia donde a abierto su corazón, desnudó su alma y lo dió todo?.
Y también pregunto, a quién no le pasó alguna vez en su vida, de saber que hay alguien que te ama, que daría todo por tí, que desnudaría su alma y su corazón y que a nosotros no nos ha pasado nada?, somos malos por eso?, somos egoístas?, somos dañinos?.
No, simplemente no amamos.
No le podemos decir a nuestro corazón a este si porque es bueno, a este no porque es malo.
Me parece que la cosa pasa por otro lado, y no tengo tan claro por donde pasa, pero sí que yo en lo personal lo estoy intentando.
Leí detenidamente todos los comentarios, todos me parecen valiosos, pero con el que más me identifico es con el de jorge fenix, y en cuanto a los tuyos me gustó tu contestación a patri, donde dices como recibir valoración de otros, te hace quererte más a vos misma, estoy totalmente de acuerdo con eso.
Un beso enorme mi querida y que termines bien tu día
Besitos

Valeria dijo...

esta historia me la habia contado mi ma' hace tiempo, ya no la recordaba, es hermosa...

y sabes que ahora era el momento preciso de recordarla...

Gracias!.

@Patrulich dijo...

Te entiendo perfectamente, mi niña.
Tu sentir es mi propio sentir, y lo que quiero aclararte de mis palabras anteriores es que sólo amándonos plenamente es como sabemos cuánto valemos, como para no dejarnos pisotear por el supuesto amor egoísta de otros.
Quizá no sé expresar realmente el sentido de mis palabras. Es como el cuento del valor del anillo, en que un muchacho va a averiguar cuánto cuesta, sin preguntarle a quien realmente sabe, que es el joyero.
Uno puede suponer que vale menos de lo que es... pero sólo en nuestro interior está esa verdadera respuesta.
Es uno mismo el que sabe cuánto vale, no debería depender de lo que los demás crean.
A eso me refería, mi niña. Y sé que vos podés hacer tu introspección profunda para valorizarte primero.
Quizá me fui por las ramas yo también... no sé si se entiende la idea. A eso me refería con 'dignidad'. Es saber cuándo retirarse a tiempo, antes de sentir que no se es valorado por lo que realmente somos.
Yo sé que tenés una enorme luz interior, y que la sabrás valorizar. Es una luz especial, que llega a tantos kilómetros de distancia, porque la capto yo y seguramente quienes te rodean y saben que brillás.
Te quiero mucho, no lo olvides jamás :)

antonia obiol y corcoll dijo...

Lo bueno de todo esto es que estrictamente hablando no hay nadie que vea las cosas en su desnuda realidad. Entretanto consideramos adecuada la percepción de lo real que en medio de una niebla fantástica no deja apresar siquiera el esqueleto del mundo, sus grandes líneas tectónicas. Lo que llamamos genio, no es sino, el poder magnífico que algún hombre tiene de distender un poro de esta niebla imaginativa y descubrir a su través, tiritando de puro desnudo, un nuevo trozo auténtico de realidad.
Saludos, resulta importantante tu postura

Rober dijo...

Es realmente, Eva, una reflexion muy acertada. Un amigo mio en una ocasion dijo: "si no puedes quererte a ti mismo como esperas que te quieran los demas". Amar es darse, pero a la vez esta siempre presente el amor y la estima que hemos de tener hacia nosotros mismos. ¿Como amar, si no nos aman? ¿Como dar afecto y cuidados si no se sabe corresponder el amor con amor...?
El amor es darse, bien, pero es que tambien debemos tener nuestro amor propio... No puedo estar mas de acuerdo con tus palabras pues la generosidad ha de ser correspondida con generosidad. Y es que el ser humano es asi, necesita querer, pero tambien que le quieran porque todo lo contrario no es adecuado ni conveniente.

Sorry, Evita, si he vuelto a extenderme. Un gran abrazo.

Gracias tambien, por ayudarme a crecer.

Besos, miles.



Rober

Chuspi dijo...

Precioso texto Sendita y cuánta verdad encierra!!
No entiendo cómo hay gente que siempre necesita que le den mil para él regalar 100....inseguridad tal vez? miedo a sufrir?
Yo pienso que sí, que algo de éso hay también. Es como que necesitan sentirse realmente seguros del amor de la otra persona, que lo demuestre fehacientemente, antes de dar un solo paso.

y con los amigos, idem de idem.

Aissss, cuanto aprendemos en la blogosfera, jajajaa!!!

BESITOS, NIÑÁ GUAPA!!!

Sendieva dijo...

Juanjo, imagino que cuando estás dispuesto a conseguir algo y hasta llegar a ello, desde un principio, sabes que supone un enorme esfuerzo y demás, será que es lo que deseas, o al menos eso pienso yo, aunque luego no sea lo conveniente.

Muchas gracias por tus palabras y tu atención, besos.

Sendieva dijo...

Elsis, como bien dices, no debería de existir, pero existe, es tan complicado encontrar a alguien que compagine en todo para que eso no ocurra... yo creo que eso en particular es practicamente imposible.

Muchos besitos preciosa mujer, muchos.

Sendieva dijo...

Zoraida, bueno partimos de que algo si pedimos, que nos den al menos parte de lo que damos, que nos quieran, como nosotros queremos o al menos lo suficiente para sentirnos recompensados, como ya he contestado en otros comentarios, creo que siempre se pide algo...

Gracias por tus palabras, besos.

Sendieva dijo...

Luna, es cierto que el estado de ánimo influye mucho en como actuemos, también como sintamos, es verdad que hay momentos que parece que se perdona todo, y en cambio otros, abres los ojos y te das cuenta de que no merece la pena llegar hasta ahí, porque se sabe los resultados, si que es complicado, hay que estar en la situación y el momento, porque aun siendo la misma persona, nunca actúa igual en una misma situación, muchos factores influyen.

Muchos besos y gracias por la relexión.

Sendieva dijo...

Isis, gracias por la frase a ti y a tu maestro jaja muy buena...

Otro abrazo para ti.

Sendieva dijo...

María Jesús, gracias a ti por pasar y dedicar tu tiempo, es un placer.

Un fuerte abrazo.

Sendieva dijo...

Mi adorada Silvia, no te imaginas la de veces que he pensado yo también eso, lo hermoso que sería poder estar a tu lado y hablar de todo, porque se que contigo se puede hablar de todo, lo cual me encanta. No se que es el mate, lo he oído varias veces, pero exactamente no se que es.


Creo que es cierto eso que dices, hemos amado sin ser correspondidos y hemos sido amados sin corresponder, es algo que imagino que todos vivimos, quizás por suerte para aprender y valorar más ese tema, yo por lo menos espero que todos en algún momento estemos en los dos lados, porque seguro que aprendemos mucho de ello.

También pienso, que muchas veces cuando no correspondemos a alguien que siente amor por nosotros, podemos poner un poquito de nuestra parte, para que eso no sea tan duro para la otra persona, y por lo que he vivido, eso no se hace siempre, y te puedo asegurar, que mejor o peor, yo siempre lo he intentado, es lo que te diferencia de los que no lo hacen y por el contrario suben su ego a consta de esa persona, que lo daría todo por el o ella.

A mi me gusta que me quieran, imagino que como a todos, pero eso no quita para si no puedes corresponder igual, no aprovecharte de esa persona, y si puedes ponerla el camino más fácil para que supere eso, ¿porque no hacerlo, o al menos intentarlo?

Gracias cariño, por tu atención, tu amistad, tu hermoso cariño, ya eres como una necesidad para mi, y espero poder abrazarte algún día, sería precioso...

Muchos besitos muchos.

Sendieva dijo...

Valeria, primero gracias por la visita.

Me alegro, si ese recuerdo es para bien, y que el momento sea para que te ayude a sentirte mejor y tomar buenas decisiones.

Un cordial saludo

Sendieva dijo...

Patri preciosa, te explicas maravillosamente, no lo dudes, que cierto eso de que para cada uno una cosa o persona tiene un valor distinto, y eso es lo hermoso, lo que nos hace especiales ¿no te parece? ¿te imaginas que alguien o algo tuviera el mismo valor para todos? bueno si, quitando el dinero jajaja

Está claro que el sentirte cerca de alguien que sabes que no te dañará no tiene nada que ver con estar cerca de alguien que te daña continuamente, te hace sentir tan diferente, que aunque no quieras, te acabas valorando de distinta manera dependiendo de con quién.

Muchas gracias por tus palabras mi preciosa amiga del otro lado del mar, como me gusto encontrarte en este camino, a pesar de la tristeza que me ocasione la distancia, ¡eres hermosa! se te mire por donde se te mire, te quiero mucho yo también, ya lo sabes preciosa niña.

Sendieva dijo...

Antonia, creo que con tu comentario me perdí!!!! lo siento!!!

Pero agradezco tu visita y que te guste mi postura, pero claro tambien las posturas pueden cambiar dependiendo de la situación.

Un saludo

Sendieva dijo...

Rober ya nos conocemos en lo de la extensión jajaja, pero no te preocupes, tampoco quiero cambiarte, además eres mocetón ya, poco se podría hacer jajajaja huy perdón jajajaja

Vuelvo a repetir, ahora quizás más claramente, que yo soy capaz de querer a las personas que por lo que sea, por su baja estima, por su inseguridad, por lo que sea, ellos no consigan quererse, sigo pensando que con el cariño y la confianza se puede ayudar mucho a que los demás consigan quererse, a verse como realmente son, al igual que si los desprecias consigues hundirlos, ¿solo veo yo esto? mira que al final acabo preocupándome!!! jajaja,

Gracias Rober, como siempre por estar ahí, tu amistad y cariño, besos salaoooo!!!

Sendieva dijo...

Ay mi Chuspina!!! es de lo más salaooo!!! jajaja que rica eres niña!!! pues si sumamos a eso que dices, el egoismo, el orgullo, la prepotencia, esas personas que necesitan 1000 para que ellos den 100.... pues creo que no me gustan mucho, y hablo por experiencia, ¡qué lástima!!! y si muy cierto eso también en la amistad, es una relación mas, así que entra igual en el saco.

Muchas gracias cari, es un placer como siempre sentirte cerquita mi niña, besitos!!!!

Sendieva dijo...

Atiqva, precioso amigo, entro ahora en tu blog, y me digo, ¡yo juraría que vi comentario de este chico!! y miro en el blog y nada, asi que vuelvo al correo y... ¡allí está,¿cómo se me quedó ahí?, imperdonable!!!! y más cuando siempre noto tu presencia y tu falta, ¡esto no puede ser!!!

Siempre digo eso, para lo bueno y para lo malo, no sólo para la risa y los momentos buenos, ni sólo para salir a tomar unos chismes, para mi eso no son amigos, son personas con las que paso determinados momentos, el amigo está ahí siempre, y quizás más en los momentos difíciles... como bien dices, el amor es igual pero de una manera quizás más intensa más íntima.

Como siempre, ya sabes lo que me encanta tenerte por aquí, y perdon!!!! no se que pasó porque si que te leí, pero... esto no es método fiable jajajajja

Muchos besitos amigo.

antonia obiol y corcoll dijo...

Debo reconocer que omití una letra que probablemente dificultó la comprensión del texto "que en medio de una niebla fantástica nos deja apresar siquiera el esqueleto del mundo"
Este texto esta extraido de "estudios sobre el amor" de José Ortega y Gasset. Probablemente aclarado el error tipográfico y su origen resulte más interesante.
Saludos

@ngelito dijo...

Hola Eva,

Me ha parecido una historia preciosa llena de verdades. Si el amor no es correspondido mejor apartarse para no hacerse daño.

Un beso grande guapa. MUACK

Sendieva dijo...

Antonia!!! pues si que me hiciste pensar!! lo leí varias veces, no te creas... espero me perdones la torpeza, en ningún momento pensé que fuera algo extraido sobre el tema del amor, ahora que vuelvo a estudiarlo, solo me queda agradecer esta atención y lo bonito que escogiste para la ocasión, muchas gracias y bienvenida.

Sendieva dijo...

Angel, como muy bien dice Juanjo, hay que tener claro en un primer momento que es lo que se desea, lo que se quiere y ante todo conocerse uno mismo, para así poder estar frente a una situación y poder decidir hasta donde estás dispuesto a dar, o cuanto lo deseas.

Muchas gracias por pasar y dejar tus palabras, siempre es un placer.

Un beso.

Bacdiras dijo...

Sendieva!
Precioso el texto, fácil de entender con la cabeza, pero cuando los sentimientos están por el medio, a veces no nos damos cuenta.
Soportamos, cuando en realidad imponemos nuestro amor y no nos damos cuenta de eso. Lo malo es cuando la persona amada se acomoda a tus atenciones y aunque no siente lo mismo que tú, tampoco te suelta.
Mezcla explosiva no querer ver, falta de autoestima y acomodamiento.
Un besillo.

Sendieva dijo...

Bacdiras, cada relación es un mundo, creo que habría que conocer la realidad de cada uno, para poder saber como de verdad se es, no lo que se ve, pero claro eso es bastante complicado. Lo que todos vemos como normal o perfecto pasando el primer escalón, no se muy bien como se acaba perdiendo, en muchos casos y aparecen sentimientos como los que nos dices, complicado el tema.

Gracias y besos (¿Pucelanito?)

Maria Jesús dijo...

Te dejo un saludo y muchos besitos mágicos

Alatriste dijo...

Conocía la historia, pero me gustó recordarla en tu luna. Esconde una gran sabiduría y sobre todo, una valiosa enseñanza.
Estuve de vacaciones unos días, amiga. De ahí mi ausencia.
Paso ahora a disfrutar de tu blog como se merece. Lo echaba de menos.
Ya ni vendiéndome, Eva.
Soy un desastre. Tendré que ir haciéndoma a la idea de que viviré solo.
Un beso muy grande y hasta ahora.

Sendieva dijo...

María gracias por tu cariño...

Muchos besos.

Sendieva dijo...

Vamos a ver Ramón, no puedes pensar así, solo te haces daño, tienes 30 años la vida por delante, el amor no se busca, ni se provoca, llega sin más, esos son los que duran, el día menos pensado aparecerá una hermosa mujer que llamará a tu puerta y lo sabrás en ese momento, pero mientras tanto disfruta de no estar con nadie, que también es bueno y no por ello eres peor y vives mal, todo tiene su lado malo y su lado bueno, creo que tu manera de actuar no es la correcta, te estás haciendo mucho daño niño, y si piensas asi, ¿que tendría que pensar yo que soy mayor que tu?, no, así no son las cosas, no tienes necesidad de nadie, otra cosa es que te guste vivir en pareja, pero el no tenerla no significa que seas o estés peor , disfruta de este momento, algún día te arrepentirás de no haberlo hecho.

Muchos besos y ánimo, no veas esto como un problema porque no lo es, convencete de ello.