miércoles, 9 de julio de 2008

Para Ti...


Creo que cuanta más edad tengo, menos me gustan las cosas, y no precisamente por tener más edad, o sentir tristeza por que la juventud se va, de eso no hablo, más bien, me refiero a lo sano, los sentimientos, lo que de verdad vale.

No sé si es casualidad, pero últimamente, sólo me rodean sentimientos que no me gustan. Parece que el pasar de los 30, significa sólo valorar lo material, vivir con la ley del más fuerte, sin importar a quién arrastre, conseguir las cosas bajo mentiras, obtener unas palabras, unos sentimientos o un cuerpo, sin importar lo que hay dentro.

No sé que pensareis vosotros, o si yo lo veo de otra manera, pero para mi esto se me hace duro, no consigo asimilarlo, a pesar de todo lo que me pase, no consigo entender, porque se pierde esa inocencia, sinceridad y lucha que se sentía a los 20 años, importando sólo el amor, los sentimientos, la amistad, ahora sólo engaños, puertas abiertas para tener más opciones, mentirás, misterios, silencio, egoísmo, orgullo, materialismo, tu no me das yo no te doy… todas las palabras que precisamente yo no acompañaba con el amor, ni la amistad, ¿es tan difícil? Yo no creo que lo sea, no encuentro nada difícil, ser sincero siempre y no tener que engañar para conseguir las cosas, saber y querer expresar lo que se siente sin tener a otra persona en la retaguardia, simplemente ¿ser buena persona es difícil hoy día o es la edad?

Quizás sea cierto que uno de mis problemas de siempre sea mi exagerada sinceridad, puede ser, que no se debería de decir todo lo que se piensa, creo que he tenido mucho tacto siempre, pero aún así, quizás sea cierto que no voy por buen camino siendo así, pero intenté cambiar con el silencio, de verdad que lo intenté, pero me sentí peor, amé más en mi interior sin reflejar nada exteriormente, acepté sin protestar, comiéndome por dentro, perdí sin luchar,… amé sin amar…

Yo no quiero sentirme así, quiero decir lo que siento, lo que pienso, necesito perder las cosas luchando, que me quede la tranquilidad de que lo he intentado, pero no me correspondía, pero no quiero que me engañen, que me utilicen, o que me tengan ahí para “por si acaso” ni como última opción, lo siento pero eso lo llevo fatal, y más cuando preguntas, vas con la cabeza alta y la verdad por delante, creo que soy una mujer que sabe aceptar bien la verdad, pero muy mal la mentira, sobre todo por esa facilidad que tengo a descubrirla, tampoco soy de las personas que prefieren vivir engañadas, quiero la verdad siempre, por dura que sea, la prefiero, la enfrento mejor que la mentira, sólo pido una cosa, muy simple, algo que también doy yo:

SINCERIDAD ANTE TODO

Para ti que huyes de la verdad,
porque sino no vales nada.
Para ti que eres el genio de la mentira,
para obtener tus objetivos.
Para ti que no sabes amar,
ni ser amado
Para ti cobarde,
que te escondes en el silencio cuando te preguntan
Para ti que te crees el centro del universo
Para ti que solo quieres gente,
para llorar y lastimarte
Para ti que solo apareces cuando lo exiges
Para ti que tu orgullo
no te deja acudir nunca el primero
Para ti…
……


Para ti… que te sigo recordando

Para ti que a pesar de todo me encantas

Para ti que te sigo necesitando

Para ti que te sigo queriendo…

y… para ti que te sigo… amando.


Eva María.

33 comentarios:

Juan M. Prieto dijo...

Creo que lo bueno de la vida es que nos permite disfrutar de cada momento. La felicidad no tiene nada que ver con la edad, pues podemos saborear los buenos momentos en cualquier etapa de la vida.
Espero que disfrutes de todo lo maravilloso que te puede pasar este verano y te olvides de las penas o de los problemas del día a día.
Un abrazo, amiga. JM.

Anónimo dijo...

Q BONITO LO Q AS ESCRITO,PEQUEÑOS BESOS DE LUNA;..COMIENZA A MANIFESTARSE LA MADUREZ.CUANDO SENTIMOS QUE NUESTRA PREOCUPACION ES MAYOR POR LOS DEMAS QUE POR NOSOTROS..

Diana dijo...

A veces me gustaría ser totalmente sincera. No me gusta hacer daño. En mi caso desearía sincerarme... pero soy cobarde. Tomar decisiones con la verdad por delante... pero a veces el temor a equivocarnos. La cobardía a estar sola... me hace (no mentir) callar, tragar... hasta estar segura de qué debo hacer... Hay decisiones que requieren de tiempo de larga reflexión... ¿es eso mentir? ¿es eso ser falso? Callar para no dañar... para no equivocarse...
Tengo unos años más que tú... y tirar todo lo que tengo por un sueño... que al fin y al cabo no sé si alcanzaré...
Definitivamente, las cosas no son tan fáciles.
Diana.

Anónimo dijo...

PEQUEÑOS BESOS DE LUNA;ESTO ES "PARA TI.." NO HAY MAS QUE UN SOLO PROBLEMA:APORTAR A LOS HOMBRES UN SIGNIFICADO ESPIRITUAL. NO SE PUEDE SEGUIR VIVIENDO SOLO DE FRIGORIFICOS,DE POLITICA,DE BALANCES Y DE CRUCIGRAMAS..BESIS EMEE

Jorge L. López dijo...

La edad es solo una cuenta que llevamos, y por si misma no implica que nos volvamos mejores o peores por el simple paso del tiempo. El mejoramiento o no de las actitudes y conductas es una cuestión personal, depende de las decisiones que tomamos cada dia. Si no nos gusta la vida que llevamos,si nos damos cuenta que se puede mejorar, podemos empezar a mejorarla desde hoy mismo,ya que de nosotros mismos depende mas que de madie mas o de otras circunstancias.La felicidad no es solo una meta,es un camino,y no hay ningun camino tan largo que no pueda ser recorrido.
Muchos besos desde Argentina,guapa.

Sendieva dijo...

Hola Juan, que casualidad que en los momentos que me acuerdo de ti entras ¿será telepatía? bueno pensaré que si.

Pues la verdad es que yo no puedo disfrutar mucho del verano, mis trabajos no me lo permiten, a ver si para octubre al menos puedo descansar, que ya será bastante. Disfruta tu que puedes y se que lo harás.

Un Saludo.

Sendieva dijo...

Anónimo/a pues no encuentro mucho sentido a lo que dices, pero vamos nada nuevo...

Sendieva dijo...

Diana, me refiero al hacer daño gratuitamente por mentir, soberbia, orgullo o prepotencia, está claro que todos en algún momento hemos ocultado la verdad, que no es mentir, por no hacer daño, sin repercutir a nadie, quizás solo a ti misma, pero callar la verdad por cobardía, por no quedarse sólo, o por no hacer daño pero ser algo importante, no me parece tan bién, porque muchas veces con eso haces más daño, y en muchos casos a ti misma y lo único que se consigue es alargar algo inevitable.

En lo de la edad, pues no se muy bien a que te refieres, pero eres joven para sentir ese miedo de aceptar lo que se tiene aunque no guste, no se imagino que dependera de la situación y de muchas otras cosas, mi situación es bastante complicada pero no por ello pienso que no tengo más opciones en la vida.

Muchas gracias por tu comentario, me gustó tu opinión, un beso.

Sendieva dijo...

Bueno chico/a anónimo, mira que lo intento pero es que no me trasmites nada, no tienes contenido en esas palabras juntas ni de coña!!! y por cierto ¿no sabes que escribir en mayusculas se interpreta como gritar? pues odio que me griten, así que, como queda claro, que no me agradas por que no me aportas nada, pues eso a ver si te queda clarito ya!!!

Acabo de leer por ahí que te ibas a perder un tiempito, y que no te queremos por aquí, no se que es lo que esperas, pero vamos que lo tienes todo menos inteligencia, cansino, absurdo, cobarde, toda una joya guapo!!!!!

Aquí la "sandalias", ya sabes que limpia su casita, como bien dijiste tu y no me gustas dentro de ella.

Anda y paseate por ahí, el Shambala está bien ¿o quizás cerca?

Sendieva dijo...

Jorge, bonito eso que cuentas, pero yo me refería a la clase de personas que te encuentras en el camino, que al final ni todos son tan malos, ni todos tan buenos, imagino que dependiendo de con quién, se es de una manera o de otra, yo intento ser igual con todo el mundo, aunque no lo consiga, dependiendo también de lo que me hagan sentir ásí me expreso.

Gracias por la visita, un beso desde este lado del mar.

LA BRUJA PIRUJA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
CEBOLLA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cebolla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tamujin dijo...

A mi tampoco me gusta ser considerado como el "peor es nada". Tampoco me gusta ser juzgado de entrada solo por la apariencia de mi cascaron. Creo que con la edad uno le va dando importancia a estas cosas y es normal. A esto se llama madurez.

Saludos y que estes bien!

Diana dijo...

¡Gracias por ponerme en tu blog! para mí es un honor. No sé cómo agradecértelo.
Esta aventura está siendo emocionante, me siento mejor gracias.
Diana

Alatriste dijo...

iTengo problemillas para seguir el ritmo en esto del blog. Lo he explicado en mi desván.
Así que quería avisarte para que no vayas a pensar que me olvidé de ti. Ni mucho menos.
Espero volver pronto y que tanto ajetreo termine cuanto antes.
Un abrazo enorme, cuídate mucho y espero que sepas perdonarme.

Anónimo dijo...

El problema de la sinceridad,creo que llega cuando se asocia a un pensamiento en el que se esta convencido de tener la razón estando equivocado.Al final en mi caso,lo acabo convirtiendo en soberbia.Deberia tener mas tacto,pero asi soy,asi que prefiero callar y otorgar, antes que equivocarme.
Bueno solo queda pedirte perdón por el anonimato,felicitarte por este blogg y mandarte un besazo.

Sendieva dijo...

Tamujin, estoy contigo en eso, aunque parece que con la edad se pierden un poco esos valores físicos que tanto nos entusiasman en la juventud, también se pierden otros que no deberian, como el valor de las cosas, el pudor o el respeto, se va como más a lo burro a un objetivo sin importarte a quien arrastres o hagas daño, nos consolaremos en que no todo el mundo es igual, que otros valoran mas con los años, con la madurez.

Gracias por la visita fue un placer, Un cordial saludo.

Sendieva dijo...

Diana cariño, gracias por nada, se lo que es empezar en esto, todavía estoy en ello... tu no dejes que te influya nada malo, disfruta de la libertad de escribir y de sentir, hay gente muy agradable por aqui, que te hace sentir muy bien, confío en que tu también consigas sentirte así.

Un beso guapa y ánimo.

Sendieva dijo...

Es qué esto de referirme a un anónimo mira que no me termina de entrar... pero bueno acepto tus disculpas y reconozco que cuando quieres eres de lo mas normal, y mientras entres así no tengo ningún problema ni contigo ni con nadie, y si te pasa algo, o quieres decir algo mas en particular conmigo, ya sabes donde estoy, también si quieres cuentas con eso, no me niego ha hablar con nadie asi que ya sabes...

Gracias por este comentario. Espero que aceptes que no publique los anteriores... por educación aunque sea a los demás.

Sendieva dijo...

Alatriste, te comprendo perfectamente, y me hago cargo de la situación, sólo era el que nadie sabíamos de ti, pero me alegra que estés bien, no pensé que me habías olvidado precisamente, y no tengo nada que perdonarte, todo lo contrario, más agradecerte.

Muchos besos Ramón, que estés bien es lo importante ok?

Chuspi dijo...

Ay niña!! que ayer me pasé un monton de tiempo escribiendo un comentario y cuando lo voy a publicar, ZAS!! el navegador que se me cierra!!!!!

En definitiva te decía que yo creo que todos estos sentimientos de los que hablas, a los veinte ni se manifiestan ni se les dá importancia, porque nuestras cabezas están en otra onda.
Se pueden percibir y sufrir, pero de otro modo, no con la misma intensidad. Además, a esas edades las amistades son más inocentes, más divertidas, más desinteresadas.

Supongo que es porque todavía no nos hemos enfrentado a la vida real de verdad y nos preocupan más otro tipo de problemas (en ese momento eran un MUNDO pero muchos no dejaban de ser vanalidades).

Al menos yo lo he vivido así, y por supuesto, mucha juerga!!! Por eso mi mundo estaba fuera de todas estas cosas que comentas.

Y por supuesto, con la edad cambiamos, y tanto!!!
Tanto yo, como toda esta gente de la que te hablo.
Cuando la vida real empieza a agobiarte con sus devaneos, nuestras mentes tambien dan giros que ni buscamos.

Con respecto a la sinceridad, yo me enorgullecería de ser tan sincera como tú lo eres!
Ahora sí, no debes permitir que ello te haga demasiado vulnerable. Has der ser más lista y distinguir con quién puedes utilizarla de pleno.Guste o no guste,pero no se puede utilizar el mismo rasero para todo el mundo...

No sé si he contestado al post, pero el carrete que he largado es fino, jajaja!!!!!

BESITOS SINCEROS!!!

xavi dijo...

Yo estoy a punto de cumplir 45 años y, permíteme que discrepe, pero no creo que la edad tenga nada que ver con la forma de encarar la vida. Creo que con los años uno se torna más tranquilo, incluso más paciente a sabiendas de que hay cosas que ya han pasado de largo. Creo que con la edad aprendes a valorar con más objetividad...la vida

Sendieva dijo...

Chuspi, desde hace tiempo aprendí algo, no es ser sincera dependiendo de con quién, sino ser sincera siempre, pero no de la misma manera con todo el mundo, cada uno es distinto, a nadie se le puede tratar igual, imagino que eso era a lo que te referías.

Me encantó como siempre tu comentario, y siento que lo tuvieras que volver a escribir, (menos mal que yo no dí a rechazar jejeje sino ala!!! otra vez!!! y pasabas de mi fijo!! jajajja)

Que muchas gracias cari, gracias por estar ahí, y perdona por mi estado de ultimamente, ya diré el porqué..

Muchos besitos mi niña!!!!

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

un placer leerte como siempre! Un abrazo

Sendieva dijo...

Xavi, pues si acepto eso que dices, se que ultimamente no estoy ni bien, ni a lo que tengo que etar, y se que lo que he escrito no ha expresado exactamente lo que yo quería.

Me refería a esta gente que llega al punto de darles igual todo, hoy con esta, mañana con la otra, hoy esto mañana lo otro, como si ya no se viera a la persona, por ahí lo llaman vivir, el valorar solo lo material y quien pilla más, a los 20 no lo vi así, ahora con casiii 36 lo veo, cuando llegue a los 40 espero verlo como tu, lo mismo me adelanté, por desgracia como todo en mi vida..

Se puede saber ese casi!! el del cumple digo jejeje casi como yo jajaja, bueno ya me dirás si quieres, un besazo guapo y gracias.

Sendieva dijo...

Beatriz como siempre fue agradable tu visita, un cordial saludo.

@ngelito dijo...

Buena Reflexión Eva, creo que ir con la verdad por delante es siempre lo mas acertado. Sinceridad ante todo...

Un beso guapa, que tengas un gran día.

@Patrulich dijo...

Eva querida, no creo que sientas eso porque pasaste los treinta, sino porque tomaste conciencia de algunas cosas que antes probablemente te pasaban desapercibidas.

Me parece bueno que te lo plantees, pero principalmente, que siempre seas sincera y que no dejes de amar, como dice tu poema.

Un beso grande, linda niña

Sendieva dijo...

Patrulich, gracias cariño por tus palabras que bien me vienen ahora, no sabes cuanto!!!

Según os leo, creo que parte es, porque no he dejado de valorar muchas cosas, y no soy la única, sigo viendo que la amistad para mi es eso "amistad" sin sexo tal cual, no como mucha gente define ahora, el amor es eso "amor" pero bueno, se que soy así y en eso no cambiaré, ¿y sabes? tampoco quiero hacerlo, y sí, es mi naturaleza, seguir queriendo, seguir amando, con toda mi sinceridad me guste o no.

Muchos besitos preciosa

Sendieva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sendieva dijo...

Anónimo coherente, ahora sabiendo lo que se, decirte que perdones por la equivocación, ya decía yo que eso era imposible que lo escribiera la persona que pensaba.

Respeto tu opinión, pero yo eso lo diferencio más con tus ideas, o tu manera de ser, que con la sinceridad, el ser sincero creo que partes de una verdad que ya tienes, no de una que crees tener como pueda ser una idea o creencia, no se es algo que yo lo tomo por distinto, pero respeto mucho tu decisión tomada, aunque a mi me gusta más la gente que dice lo que piensa aunque se equivoque, porque está defendiendo algo, y demostrando que le importa, luego lo de la soberbia, pues claro que no es bueno, pero es corregible, a lo mejor con simplemente cerrar los ojos unos segundos y pensar otra manera de decirlo bastaría.

Gracias por tu visita, ha sido un placer, un besazo también para ti y mil perdones por confundirte con alguien tan desagradable, que no tienes nada que ver.

sinkuenta dijo...

Querida Eva, nosotros nos colocamos en el lugar que estamos... no son los otros los que deciden nuestra vida, sino nosotros mismos. Yo, tal y como te leo, veo que no estás bien en la posición que ocupas... entonces, ¿por qué no cambiarla? Sólo depende de tí, del lugar que tú misma te des... los demás sólo responden a nuestras actitudes. ¡Busca tu lugar! allí donde tú te encuentres bien, donde tu vida tenga sentido. Un beso, preciosa mujer.