martes, 10 de junio de 2008

Recuerdos... Memoria


El Recuerdo, la Memoria, ¿con cuál nos quedamos?, dos palabras que muchos consideran que llevan a lo mismo,otros que son semejantes pero su significado no es el mismo.


Como puede el recuerdo sumirte en un estado tan placentero, tan reconfortante y en cambio otras veces ser lo más doloroso que puedas sentir. Parece que tu memoria no te deja olvidar esos momentos, en los que viviste algo maravilloso y, que con el paso del tiempo parece aún mejor, se ven menos lo defectos, las carencias, hace que todo sea más perfecto, pero que seguro, que si tuviésemos unas hojas escritas por nosotros mismos de eso, que recordamos tan maravilloso, escrito en esos días, lo viéramos bonito, pero no tan perfecto, las huellas del tiempo acaban siendo irreales, o quizás nuestra mente quiere o necesita verlo así.


En cambio con lo malo… parece que lo estés viviendo en esos momentos, tu memoria no te perdona, tus recuerdos parecen no dejarte escapar, quizás si no eres fuerte, o capaz de no tener esa memoria tan inmensa, cada día lo veas peor, ¿por no saber utilizarla? ¿por no saber vencerla? O más bien pienso yo, por no saber sacar partido de ella.

Cómo el estado de ánimo o la situación hace que tus recuerdos vuelvan a ti, añorando lo bueno, y maltratándote por lo malo, como se podría controlar todo eso, para utilizarlo a nuestro favor, para que nos diera fuerza y nunca nos la quitara.

Yo quiero quedarme con mi buena memoria, porque sé que soy capaz de utilizarla para bien, para sacar a mi día de hoy, mis buenos recuerdos…, mis buenos momentos...

Quiero recordarte siempre, como vienes a besar mis pies, como vas subiendo por mi cuerpo según me voy acercando más a ti, Mar, cuanto te quiero, que buenos momentos tengo contigo, una vez quisiste llenarme de ti, para calmarme por siempre, pero aún así, sigo deseándote y recordándote cada día, esas noches sentada frente a ti, hablándote, escuchándote, haciéndome sentir la mayor paz, el mayor sosiego. Esos días compartidos contigo, que me has dado tanta serenidad, felicidad y me has enseñado tus encantos, me dejaste conocerte, por eso te aprecio, por eso te quiero.

Quiero los recuerdos que vienen a mi memoria, de esos largos paseos por ti, que a pesar del frío levantaba mi rostro para mirarte, para sentirme pequeñita a tus pies, y envolverme con tus susurros, tus abrazos y tu manto que tapaba mi sol, Bosque querido de mi refugio, de mi soledad más buscada, de mi curiosidad deseada, por mirarte, por ver todo lo que habita en ti… eres maravilloso, la mayor vida que jamás vi.

Y tú, que de repente me tienes lo más alta, como que me dejas caer con toda la suavidad, a lo más profundo, me elevas para que sienta que soy lo mejor, que todo lo tengo al alcance de mi mano, para observar tu belleza y si cierro los ojos y te dejo, me deslizas con la mayor dulzura, hasta lo más interior tuyo, para que sea solo para ti, para que exclusivamente mis ojos, te vean a ti, mis Montañas inmensas de rincones, donde consigo apreciar tu fuerza a través de esas venas llenas de agua, de vida, de encanto, donde nosotros te las ponemos nombres para no olvidarlas. Brusca sensación dais a mis ojos, pero que inolvidable recuerdo, lo humilde de sentirse lo mas grande y visto, a cerrar los ojos y casi no existir.

No consigo entender como hay personas que son incapaces de tener esta clase de sensaciones con la naturaleza, con lo más bello que tenemos, lo más valioso, el sólo pensar que con ella podríamos sobrevivir, sobrando todo lo que tenemos hoy día, mas vale para creerla, para saber que es lo más preciado, lo que menos cuidamos, somos humanos y parece que la vida nos grita siempre un error que cometemos diariamente, hasta con nosotros mismos, lo bello, lo de valor, lo fácil, parece que como ya lo tenemos, no lo cuidamos, no pensamos que lo vamos a perder, en cambio, siempre andamos luchando, por lo que nos ponen difícil, o no nos corresponde, y al final no tiene ni valor, y es con lo que nos quedamos, ¿aprenderemos a elegir bien algún día?.
Eva María.

30 comentarios:

Antiqva dijo...

Los recuerdos, las ensoñacones, la naturaleza... Casi nada.

Poder respirar "a pleno pulmon".

Poder ver con nuestros ojos lo infinito.

Poder hablar con los pajaros.

Uh, que satisfaccion tan inmensa.

Un abrazo, amiga

Sendieva dijo...

Antiqva, tu mismo lo dices "poder" todo eso es lo que mayor libertad nos da, y que poco la vemos, me encanta que sientas así, y sobre todo, que disfrutes de la naturaleza, porque tendrás una vida mucho más plena, no tengo duda de eso, un beso y gracias por la visita.

@ngelito dijo...

Buena reflexión y buenas palabras nos regalas. Te expresas de maravilla, da gusto leerte.
Sobre los recuerdos, yo me quedo con los buenos, los malos lo aparto, porque no te llevan a ningún sitio. Los pensamientos que vienen a mi cabeza sin yo llamarlos para nada, intento no hacerles caso, pues no son parte de mí, son vivencias que quieren seguir alimentándose de un paso que yo no existe. Yo vivo el presente...
Y con la memoria, intento hacer buen uso de ella, solo cuando la necesito de verdad. Manteniendo el coco al día y haciéndola trabajar. Así que mantengamos una buena memoria si no queremos perder la cabeza un día de estos, :-)

Besos guapa

Sendieva dijo...

Gracias Angelito, siempre tienes palabras de apoyo y ánimo para mi, como lo agradezco, fuerte quizás diría de ti, para conseguir eso que dices, yo no lo consigo siempre, quizás cuando más se vive, más recuerdos se tienen, y más duro se hace, o más cosas buenas tienes, gracias chavalín encantador, en Madrid encontré otra joya...

@ngelito dijo...

Lee a Eckhart Tolle, en "El poder del ahora", es un libro que te ilumina de verdad y con el que aprendes mucho. Yo he abierto los ojos con él.

Un beso

Sendieva dijo...

Gracia Angelito, es la primera vez que tengo tantos libros pendientes y eso que leo todos los dias antes de dormir, cuando acabe el rollito que estoy leyendo ahora (queda poco al fin), haré por salir de pequeña Tara y buscar ese libro, le adelanto a los demás y te cuento, muchos besitos guapisimo.

Natacha dijo...

Eva, linda, no puedo menos que sentirme un tanto avergonzada por mi entrada de ayer sobre mi relación con el mar... jaja. Yo respeto y disfruto también de él y de todo el resto de la naturaleza... Mis malos recuerdos no me hacen despreciar esa masa impresionante de agua que adoro, que me gusta su olor, su sabor... es solo miedo, miedo a la inmensidad y a lo desconocido.
Sin duda, puedes mirar atrás más facilmente que yo.
Un besito, niña preciosa del bosque.
Natacha.

Sendieva dijo...

Natacha, ¿avergonzarte tú por algo que has escrito? nunca me oyes!!!!! no te lo permito jejeje. A mi el mar a pesar de que una vez, casi me quita la vida, es tal el enamoramiento que siento por el, que no me deja ni tenerle miedo, mucho respeto si, hay que tenerselo, siento que no lo sientas así, pero se que lo sientes por otras cosas y que lo respetas de igual manera. Reconozco que viví con mucho miedo de pequeña a todo y ahora me he pasado al lado opuesto y tampoco es bueno. Muchos besos mi preciosa mujer.

rohit dijo...

i no se conoce suficientemente el español, pero lo hice traducir su blog,
He visto tu blog, y me di cuenta de que usted tiene buenas habilidades de diseño de gráficos de tu blog es perfecto.
lo siento si he pedido que esta cuestión de nuevo
le gustaría para el intercambio de nuestro vínculo, (blog roll)
aún hoy en día im confundirse porque había recibido muchas respuestas con un montón de confusiones.
si está usted listo?. así que por favor escriba su enlace en mi comentario caja o tu respuesta.
adiós
besos
buen día
Dios te bendiga

WALLACE dijo...

que chulo tu post.
yo me quedo con que me gusta tener memoria para recordar, ya sean cosas muy buenas, buenas y menos buenas.

Sendieva dijo...

rohit desde la India, no entiendo muy bien lo que me dices, ya me paso, un cordial saludo.

Sendieva dijo...

Wallace, bienvenido, me alegra un montón que te guste lo que he escrito, y si que es cierto que nos guste o no tenemos que quedarnos con todo, lo malo y lo bueno, un beso y gracias por la visita.

Anónimo dijo...

Que gran pregunta has hecho, Eva. ¿Aprenderemos a elegir bien algun dia? Aprenderemos algun dia a saber, tener bien claro, cual es lo mas importante? ¿A no dejarnos impresionar por cosas que aunque nos parezcan deslumbrantes, no lo son tanto?
La naturaleza esta ahi, formamos parte de ella, estamos en ella y es como una gran madre y.. cada dia, muchos dias la volvemos la espalda. Montañas, bosques, mares...Tanta bellza, tanta paz, tanto en ellos de lo que aprender y con los que sobrevivir, como dices tu sabiamente. todos, todos, debieramos abrir bien los ojos escuchando los elocuentes silencios de esos lugares en los que se respira la vida y la naturaleza por todas partes. y mas si escuchan nuestras emociones, nuestros recuerdos, nuestra alma que se desahoga y habla sobre como es, sobre como se siente y lo que ha vivido. Ayudandonos a caminar y a encontrarnos con nosotros mismos, con nuestro corazon y nuestro espiritu.


un gran abrazo y un gran beso

Rober

Sendieva dijo...

Gracias Rober, amigo y compañero de faenas, jejeje, ya se que tu eres de los que amas y disfrutas de la naturaleza, es uno de tus valores, pues si, según eres si que imagino que esa pregunta te haya hecho pensar jajaja, pero no lo des muchas vueltas que luego das mucha guerra :), muchos besos chavalín y gracias por pasarte por aquí.

Jorge L. López dijo...

Amiga, recuerdo lo que lei hace años en "El principito": "Recordar es volver a pasar por el corazón".
Los recuerdos de experiencias personales no son para los humanos informaciones neutras,sino que están acompañados de las emociones que les acompañaron en su momento, por eso recordar es traer de nuevo esas emociones,sobre todo si fueron intensas,buenas o malas.
Hay que tener en cuenta que solo en el presente podemos existir. cuando recordamos o cuando pensamos en el futuro,lo hacemos en el presente, y somos dueños del presente. Recuerda eso y no será fácil que las ilusiones del pasado o del futuro te alteren.
Te mando un beso y un abrazo desde este lado del mar, guapa.

Sendieva dijo...

Gracias Jorge, el presente es el presente, pero sin pasado no hay presente, al menos eso pienso yo, lo que somos hoy es lo que hemos ido labrando desde ayer, y siempre intentaré que no se borren las cosas buenas de mis recuerdos y aprender de las malas, muchas gracias muchachín y muchos besos.

Anónimo dijo...

YO SERE MUY TONTAINA,PERO PARTE D MI PASADO ES LO MEJOR D MI VIDA,LO MALO LO HE ENTERRADO DEFINITIVAMENTE,PERO LO BUENO JAMAS LO PODRE OLVIDAR,COMO CUANDO ME CASE,CUANDO VIVI DIA A DIA MIS EMBARAZOS,CUANDO TUBE A MIS HIJOS Y FUERON CRECIENDO,CLARO A LO MEJOR QUIEN NO HAYA SENTIDO ESAS ESPERIENCIAS,NO LAS ENTIENDAS XQ NO SE PUEDE ESPLICAR CON PALABRAS,SINO CON SENTIRLAS.Y EL PRESENTE DIOS DIRA PARA TODOS.BESS

Sendieva dijo...

De esos recuerdos hablo, no se pude olvidar el pasado porque somos así, por lo que hemos vivido, a parte de que nuestra mente necesita alimentarse de todas esas cosas buenas que nos hizo sentir, conocer, y ser ahora lo que somos, gracias por tu opinión, mujer anónima.

Chuspi dijo...

Holaaaa guapa!!!
Muy profundo tu post pero muy bonito y cierto.
¡¡ Qué poco tiempo que tenemos para poder disfrutar plenamente de todo ello!!!!!
Me ahogo con sólo pensarlo!!

...Espero llegar denuevo a la ofi entera y respirando tanta polución!

Hasta prontitooo!!! muaksss!!!

Sendieva dijo...

Chuspi!!! ya verás cuando consigas al morenazo ese :) como tienes más tiempo para disfrutar de esas cosas, es a lo que invita, esos paseos, sentimientos y pensamientos, muchas gracias alborotadora!! por acordarte de mi, muchos besos.

Solcito dijo...

Es curioso como nuestra mente puede hacer que de los recuerdos lindos, con el tiempo, pese a permanecer, se olvidan la intensidad de los detalles. Mientras que con los malos somos capaces de recordar todo...

Muy bonita la reflexión que has hecho...

Besos.

Sendieva dijo...

Solcito cariño, ya verás como eres incapáz de olvidar los buenos momentos, los que más te han hecho sentir, en cambio los malos son más difíciles de olvidar, pero luego son los que menos sensaciones te traen al día de hoy, es más el aprendizaje que los sentimientos, es lo bueno que tenemos en nuestra mente, acabamos recordando mas lo bueno que lo malo, es así, es como debe de ser, para no llenar tu cuerpo de odio y rencor. Muchos besitos dulce muchachina.

Alatriste dijo...

Una sincera reflexión, llena de profundidad.
Yo pienso que los recuerdos y la memoria son parte de un mismo ente que habita muy dentro de nosotros.
Al menos para mí, sin recuerdos o sin memoria, no se puede vivir.
Es lo que nos distingue del resto de criaturas de este planeta azul.
Lo malo es que a veces sufrimos por culpa de estos mecanismos que nos acercan al pasado. Pero es inevitable. La vida no es un camino de rosas.
Un beso muy fuerte, amiga y me encantó visitarte y leerte de nuevo.
Escribes de una forma muy auténtica, así que me tendrás de tu lado siempre. Hasta pronto.

sinkuenta dijo...

da gusto ver cómo has sentido todas esas sensaciones en el pasado... se respira dicha! un abrazo. alicia

Sendieva dijo...

Alatriste, gracias de nuevo por tus amables palabras, estoy contigo en todo lo que dices, creo que eso es la persona a determinada edad, restablecerse con los buenos recuerdos y aprender de los malos, es un placer amigo, tenerte por aquí, nos vemos por la globosfera!!! un beso.

Sendieva dijo...

Alicia Bienvenida!! pues es lo que me gusta hacer cuando me encuentro sola y cierro los ojos, es lo que me gusta añorar los buenos recuerdos, lo que me trasmite tranquilidad y buenas sensaciones, es una manera de alejar las malas ¿no crees?, un beso y gracias por la visita.

CARINA dijo...

compartimos el amor por el mar... el mio esta intacto en mi recuerdo y mi memoria esta plagada de situaciones vividase con el mar como fondo..
me alegra haber descubierto tus palabras...
un besote

Sendieva dijo...

Gracias Carina, el mar es mi pasión!!! me gustó tu visita, al igual que ver ese mar del plata... muchos besos y gracias.

Ricard dijo...

Yo prefiero quedarme con el recuerdo que con la memoria. Quizas porque el recuerdo forma parte de la memoria. Quizas porque cuando dicen que alguie ha perdido la memoria nunca dicen que ha perdido los recuerdos (y debe haberlos perdido... claro). Me quedo con los recuerdos... son mas subjetivos...
besos
r.

Sendieva dijo...

Ricard, bonito e inteligente comentario, para mi parecer tienes mucha razón, me quedo con lo mismo, los recuerdos, parece que la palabra invita a que sean buenos y en eso consiste en recordar lo bueno, lo que nos deja buenas y sabias experiencias, gracias por tu visita ha sido un gran placer, un beso.